Capitulo IV

Analisis I

 



Bella Victima II

4.1 Análisis I 

Título: Bella Victima II
Autor: Gotfried Helnwein
Medidas: 102 x 73cm            
Técnica: Acuarela sobre Cartón
Año: 1974
Colección: Galería  Klaus Keifer, Essen.
 
En esta obra tenemos la representación de una niña no mayor de nueve años con el rostro y las manos vendadas; esta criatura se encuentra aislada en una habitación, muy cerca de la chambrana de una puerta lo que indica que ella misma pudiera estar buscando una salida a lo que le sucede. A pesar de los tonos tan suaves y tranquilos con los que está pintada esta obra,  el silencio y la fragilidad que refleja a la “victima bella” crean contradicción y fuerza. Lo que hace maravillosa esta obra es la multiplicidad de sentimientos que cruzan por el espectador, ya que al contemplarla por primera vez uno siente tranquilidad al ver a una niña con su vestidito; segundos después uno comienza a experimentar ternura por que solo es una niña,  y al observarla y comenzar a ver que es una niña sin rostro, el espectador siente lástima y tristeza porque tan solo es una niña. Es obvio que el haber elegido a niños para crear discursos sociales y políticos no es gratuito en Helnwein, porque crea en la conciencia del espectador mucho mayor impacto el ser inocentes y no adultos,  el hecho de pensar tan solo en que es un niño indefenso, genera que nuestras sensaciones se dupliquen.


Lo interesante de esta niña que se encuentra vendada, que es como si estuviera realmente muerta; ya que uno conoce y percibe el mundo por medio de los sentidos y el hecho de que esta niña tenga todo el rostro tapado menos la nariz representa a un ser vivo pero sin vida, como en estado vegetativo. El saber que no puedo ver ni escuchar ni sentir no me hace saberme como humano; el tener que contemplar una imagen que nos dice esto nos hace sentir culpables como individuos y como sociedad, primero, porque sabemos que esto es una verdad que ocurre todos los días y lo permitimos, segundo, porque traemos seres inocentes al mundo y los terminamos infectando y contaminando con la  maldad y el sufrimiento. Por eso, después de sentir un fuerte impacto ante esta imagen tierna pero desgarradora comenzamos a tener mucha culpa y curiosidad de saber por qué esta niña se encuentra en ese estado. ¿Será por qué un adulto le hizo daño?,  ¿Así nació?  Es decir, comienzan una serie de preguntas con diversos planteamientos que dependen de cada espectador, ya que éste se preguntará en base a su propia manera de ver el mundo y la percepción de cómo lo habite.


Podemos decir que esta pieza está hecha con una excelente calidad. Su precisión técnica, es decir, el acercamiento que tiene la figura con la realidad le otorga credibilidad a la obra. En cuanto a la figura, esa niña despedazada tiene alma, lo que le da la vida a la obra y al mismo tiempo se la quita por el hecho de estar sin rostro, sin mirada. La composición de la obra está muy equilibrada, la iluminación es muy interesante, pues dentro de todo nuestro espacio en blancos, representado a modo de luz, se logran ver los matices grises; nos encontramos con un espacio frío. La niña, que también viste en colores  blancos y rosas muy pálidos, que hacen que la composición resalte su cuerpo, el tono carne de su piel  y lo poco que se logra ver de su rostro, pues la mitad de su cara y su cabeza, al igual que sus manos se encuentran vendadas. El carácter simbólico que refleja está obra es que muestra  la fragilidad y la pureza que de la inocencia de un niño mostrando el dolor provocado por la injusticia especialmente cuando se ve representado como muerto aún cuando todavía vive; esta muerte es metafórica en el sentido de que todas sus sensaciones están obstruidas, con vendajes. 


Esta obra, que realmente se acerca a una fotografía, refleja la belleza de la niñez y denuncia el abuso y el maltrato que hay hacia la inocencia de los niños. Lo que hace especial no solo esta obra sino en general la obra de Helnwein es la posibilidad de combinar por medio de un dominio de la técnica, obras con calidad y contenido estético, obras de carácter político y social con iconografías contemporáneas que permiten al espectador identificarse  pues en ellas está contenida la problemática actual del mundo, y es extraordinario que, por medio de la experiencia estética, se pueda generar una conciencia histórica.
 

 

Analisís II

 

 

4.2 Análisis II

 

Titulo: Autorretrato 1
Autor: Gottfried Helnwein
Técnica: Acuarela sobre cartón
Medidas: 88 x 62cm
Año: 1977
Colección: Peter Gerbner, Viena. 

 

Análisis Formal:

La composición de esta obra está dividida en dos planos, el primer  plano principal o frontal  donde aparece la imagen  y el segundo plano donde se encuentra el fondo, se integran  logrando una lógica entre cuerpo- fondo.


La perspectiva es central logrando como punto focal la figura.

El manejo de la luz es indirecta y natural (es decir, que imita a la luz solar) y llega al rostro del hombre, en contradicción con el colorido del fondo, que al ser representado con la gama de azules nos remonta a un espacio frío, triste y sobrio.


Ese fondo frío se puede entender como el abismo. Técnicamente esto se logra con la técnica del sfumatto, (color que se esfuma  no dejando ver la marca de la pincelada).


Hay un sinfín de matices sin forma en los tonos azulados.

Existen  transparencias en la obra,  reflejo de la técnica de la acuarela.


En el primer plano, es decir, en la figura, se nos aparece un hombre de la cintura para arriba en la postura clásica  a manera de hacer un  retrato, sólo que,  su cara no está dirigida hacia nosotros, sino que ve hacia el horizonte,  como una falta hacia las reglas.

Interpretación Personal

Este hombre es  Helnwein,  pero aquí no se ve a él mismo sino que se muestra como representación. Este personaje viste una playera y un saco lo que nos indica que es un hombre sencillo de nuestros tiempos que viste común y corriente. La expresión de su rostro es fría, estática, no hay movimiento; revela un misterio porque al ser tan estático nos comienza  a sugerir qué pasa por su mente.  Este hombre, que aparece con la cabeza vendada, nos permite suponer que está enfermo o que en algún momento fue golpeado: ¿Tendrá una enfermedad  relacionada con su mente, es decir, suponemos que es un enfermo mental, o que es un esquizofrénico nostálgico? 

Sus ojos oprimidos con tenedores  que le impiden ver nos están indicando un mensaje:    todo lo exterior ya está dado; en donde hay que buscar es adentro, porque ahí está la verdad,  ahí está la esencia. Me punzó los ojos para que a ti espectador, te de comezón y te rasques  y veas con claridad las cosas. ¿Esta obra puede en cierta manera coincidir con la visión de Saramago en su libro Ensayo sobre la ceguera, en donde se  muestra la metáfora de una ceguera contagiosa donde el hombre que ya no ve, no observa; Aquél que cambia las cosas a su conveniencia? La diferencia entre Saramago y Helnwein es que en Autorretrato 1, la ceguera es una que el mismo hombre se provoca con la intención de no ver lo que no quiere o lo que no puede soportar.


Otra relación que encuentro en esta obra es con la tragedia de Sófocles en donde Edipo termina sacándose los ojos porque no puede soportar ver la verdad que de su origen.


 Helnwein lo enseña de una manera tan seductora que hace que eso que no puede soportarse no nada mas se lo tolere sino que sea contemplado. En esa dicotomía se encuentra  el encanto y la magia de su creación; en esa seducción, en esa dualidad que se revela en cada una de sus creaciones en el ámbito de lo sublime; en esa categoría de lo siniestro se nos presenta un velo o una máscara que, al mismo tiempo,  nos afirma y nos está negando algo; Nos conduce a un espacio silencioso donde solo se oye la voz de nuestro interior.


Cuando una obra comunica, se logra una función entre artista- espectador;  pero cuando una obra muestra algo familiar a modo de revelación, y al mismo tiempo logra  ocultar algo introduciendo  el juego del misterio, se complementa y enriquece esa función llevándola al otro lado del horizonte estético: Permite el acceso al ámbito mágico, al universo catártico de la experiencia estética.

 

continúe al Capítulo V

o va a:

Introduction            
Capítulos:
Conclusion            

 

Home
Essays
Press
Interviews
Internet
Images
Artist
News
Links